Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios y la máxima autoridad para toda doctrina y comportamiento Cristiano.  Creemos en un solo Dios que se ha manifestado en 3 personas:  El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Creemos que Jesucristo nació de la virgen María; creció, caminó y ministró en la tierra; murió en la cruz; fué sepultado y resucitó de entre los muertos y ahora El está sentado a la diestra del Padre.

Creemos que la salvación del hombre es por gracia, por medio de la fe y que viene únicamente a través de la obra redentora de la sangre de Jesucristo, la cual El derramó en la cruz para el perdón de nuestros pecados.  Creemos que el hombre necesita arrepentirse y aceptar a Jesucristo  como Señor y Salvador. Creemos que Dios nos envió al  Espíritu Santo y que cada creyente debe ser lleno del Espíritu.  Creemos en  todos los dones y en los frutos del Espíritu Santo y que deben manifestarse en la vida de los creyentes.

Creemos en el bautismo por inmersión después de aceptar a Jesús como Señor y Salvador.  Creemos en la celebración de la Santa Cena como recordatorio de nuestro Señor Jesús.  Creemos que Jesús es el Cordero del Nuevo Pacto. Creemos en la segunda venida de Jesucristo y que nosotros, como coherederos, reinaremos juntamente con El.  Creemos en la "Gran Comisión" y que estamos llamados a proclamar Su Palabra que da vida y libertad.  Creemos en manejar nuestras vidas y nuestros negocios en conformidad a los principios de la Palabra de Dios.

Creemos además que la sabiduría de Dios también se manifiesta en una correcta instrucción escolar, ya que aplicando ésta a las ciencias naturales, sociales,  filosóficas y científicas, nuestros hijos llegarán a ser tanto en el presente como en el futuro, los hijos, esposos, padres y ciudadanos que servirán a su prójimo y cumplirán con el propósito de Dios para el cual fueron creados.  Instrucción Escolar es para nosotros más que un concepto: Creemos que es la formación misma del carácter Cristiano en la vida de una persona.